lunes, marzo 16, 2009

Sabía quien era

Noche tormentosa en Brooklin, cuando ocurrió todo. La señora Morris vivía en un apartamento sola con su gato y esa noche alguien la mató. Entonces, llamaron al detective .Llerman tomó huellas. Alguien inculpó al detective y lo llevaron a juicio.
Le hicieron preguntas, hasta que confesó. ¡Que sorpresa cuando el detective dijo que fue el!

5 comentarios:

Helpman dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Helpman dijo...

Es curioso cuantas cosas pueden sorprenderte.... tanto como al detective no se, pero ya daba el blog por abandonado, sin colaboradores, y aqui, casi dos meses despues, encuentro un relato nuevo :)

Lleguen relatos nuevos o no, aqui seguira (espero) aportando miniratos de ocio para los lectores de minirelatos :)

A ver si saco algo de tiempo y escribo alguno mas :)

Gracias por seguir aqui :)

P.D. El tiempo esta mejorando asi que tendremos que cambiar un poco ese fondo tan invernal no?

Ilargian dijo...

¡Hola!

Yo sigo aquí, porque me encantan los minirrelatos, y en cuanto saque tiempo para unir palabras en condiciones seguiré escribiendo. Me gusta mucho abrir esta página y volver a leerlos, así que no lo abandonamos, claro que no, je,je.
Y además qué bonito el fondo, ya de primavera.
Un saludo a todos los lectores y autores de pequeñas capsulas de literatura.

Helpman dijo...

siempre es agradable saber que seguis por aqui :)
espero esos relatos, ilargian :)

Ilargian dijo...

Dos nuevos relatos. Uno de ellos está dedicado a uno de esos escritores que habitan en la leyenda. Saludos. Ilargian.


Eres agramatical:

Soy gramática, pero tú eres agramatical. Es inútil tratar de medirte, investigarte, explicarte. Eres agua entre mis manos. Eterno rebelde, te alzas en armas. Huyes de las reglas, pisoteas la caligrafía y sus cadenas.
Quiero abrazarte, pero no puedo abarcarte.
¡Amor disléxico! Déjame diseccionarte.
Sólo así podré escribir tus letras.



La sombra del día:

A la sombra del día, moría. Con su botella se extinguían los ecos, despertaban los cuervos. Amargaba el puñal de cuarenta años de visiones. En la noche de fiebre, se ahogó. Su corazón nunca delató su sentencia: que aquel gato negro estaba condenado a maullar por la leyenda. Pues Edgar era culpable de inmortalidad.

¿Qué es esto?

Aquí puedes encontrar relatos completos con tan sólo 55 palabras como máximo, de cualquier tema.

A la izquierda encontrarás la lista de relatos publicados y de autores para poder ir rápidamente al texto que quieras leer.

Si te animas a participar, puedes enviar tu relato AQUI y en breve se añadirá al blog; los únicos límites son que sea un relato original tuyo, y que no tenga más de 55 palabras :)

Si además tu relato encaja con el tema propuesto será resaltado del resto ;)

Sugerencias

Powered by Stuff-a-Blog