domingo, noviembre 05, 2006

El príncipe rana

María siempre tenía la cabeza en las nubes.
Soñaba con un príncipe encantado que la llevara a una gran y lujosa vida.
Su plan era simple: besaría ranas hasta encontrarlo, pero no contaba con los sapos.
Sufrió un estado alucinatorio permanente por chuparlos.
Actualmente cumple múltiples condenas por consumo de alucinógenos y abusos a animales.

3 comentarios:

Nicolás Monachil dijo...

Jajajaja que bueno!Helpman eres un crack

Wolfiria dijo...

Menudo catarro.

Fue tal la desesperación por acabar con sus secreciones mucoidales, que en un impulso de no morir ahogado acabo muriendo sepultado por una montaña de Kleenex a los pies de su cama.

Fue el catarro de su vida.

Ibon Perez dijo...

Buenas! navegando en la red me encontre tu blog, vaya sitio más originial tio! felicidades

aqui te dejo un cuento que voy a inventarme sobre la marcha:

Había una vez, una vez. Era una chiquilla rubia y lloraba.

"Porque lloras" le pregunto su madre.

"Es la luna madre, se aleja porque no quiere ser mi amiga,como me ocurre con todos" le respondio la hija.

"Al contrario mi amor, se aleja porque quiere que llege el sol para dar calor a tu corazón".

¿Qué es esto?

Aquí puedes encontrar relatos completos con tan sólo 55 palabras como máximo, de cualquier tema.

A la izquierda encontrarás la lista de relatos publicados y de autores para poder ir rápidamente al texto que quieras leer.

Si te animas a participar, puedes enviar tu relato AQUI y en breve se añadirá al blog; los únicos límites son que sea un relato original tuyo, y que no tenga más de 55 palabras :)

Si además tu relato encaja con el tema propuesto será resaltado del resto ;)

Sugerencias

Powered by Stuff-a-Blog